Home
  By Author [ A  B  C  D  E  F  G  H  I  J  K  L  M  N  O  P  Q  R  S  T  U  V  W  X  Y  Z |  Other Symbols ]
  By Title [ A  B  C  D  E  F  G  H  I  J  K  L  M  N  O  P  Q  R  S  T  U  V  W  X  Y  Z |  Other Symbols ]
  By Language
all Classics books content using ISYS

Download this book: [ ASCII | HTML | PDF ]

Look for this book on Amazon


We have new books nearly every day.
If you would like a news letter once a week or once a month
fill out this form and we will give you a summary of the books for that week or month by email.

Title: Contribucion Para El Estudio de los Antiguos Alfabetos Filipinos
Author: Pardo de Tavera, T. H. (Trinidad Hermenegildo), 1857-1925
Language: Spanish
As this book started as an ASCII text book there are no pictures available.
Copyright Status: Not copyrighted in the United States. If you live elsewhere check the laws of your country before downloading this ebook. See comments about copyright issues at end of book.

*** Start of this Doctrine Publishing Corporation Digital Book "Contribucion Para El Estudio de los Antiguos Alfabetos Filipinos" ***

This book is indexed by ISYS Web Indexing system to allow the reader find any word or number within the document.



by University of Michigan.



[Transcriber's note: Mistakes in the original published work has been
retained in this edition.]

[Nota del transcriptor: Los errores de la obra original se han
mantenido en esta edición.]


CONTRIBUCION PARA EL ESTUDIO DE LOS ANTIGUOS ALFABETOS FILIPINOS

POR

T.H. PARDO DE TAVERA

LOSANA: 1884

IMPRENTA DE JAUNIN HERMANOS



AL SEÑOR

PROFESOR DON FERNANDO BLUMENTRITT

DE LEITMERITZ (AUSTRIA)

_En testimonio de amistad y respeto._

T.H. PARDO DE TAVERA

36, Boulevard Pereire.

Paris, 1º Julio 1884.



CONTRIBUCION PARA El ESTUDIO DE LOS ANTIGUOS ALFABETOS FILIPINOS

Cuando los españoles llegaron al Archipielago Filipino, encontraron
que sus habitantes de raza malaya llamados Indios, tenian sus
alfabetos y su manera de escribir própia.

Si bien su estudio parece poco interesante, porqué tal escritura està
hoy por completo abandonada y olvidada, y porqué no existen libros ni
monumentos con inscripciones antiguas, es sinembargo, curioso y útil
para la historia de aquellas islas, historia tan descuidada y tan poco
conocida que, apesar ó por lo mismo quizás que de ella se ha escrito
mucho, está aun por estudiar y hacerse.

La etnografia filipina que tanto debe hoy dia à los alemanes y á los
austriacos, ha recibido tan poca contribucion de las plumas españolas,
que parece que es una cuestion de mas interés para los primeros que
para los últimos.

Aun en esa misma coleccion enorme de Historias de Filipinas, mas ó
menos largas, mas ó menos cargadas de sucesos maravillosos y de
relatos de castigos divinos, la cuestion etnográfica es ligeramente
tocada por los autores cuya ocupacion predilecta ha sido el relato de
los sucesos politico-religiosos. Aqui y allá se encuentran esparcidas
tales ó cuales noticias que recogidas con cuidado, y despues de una
crítica minuciosa, pueden servir para el estudio de las razas, de la
religion, de los usos, etc., etc. de aquellos insulares.

La cuestion de los alfabetos ha sido tratada por casi todos los
historiadores del Archipiélago, pero de una manera tan ligera, y tan
en contradiccion unos con otros, que nos ha parecido deber contribuir
con estas notas para la aclaracion de tan interesante sugeto.

Nadie se ha ocupado especialmente de esta cuestion, si se exeptua
Monsieur Jacquet que hizo en 1831 un estudio que publicó en el
_Nouveau Journal Asiatique de Paris_ bajo el título de _Considérations
sur les Alphabets des Philippines_. En él se ocupa solamente de dos de
ellos: uno de la lengua Ilocana que el autor encontró manuscrito en un
libro de la Biblioteca Real de Paris[1] y el otro de la lengua Tagala
que lo copió de la obra de M. Thévenot[2].

Estos fueron los dos únicos que tuvo à la vista M. Jacquet y se queja
de no haber hallado en ninguna de las muchas gramáticas que existen de
las lenguas de filipinas, modelo alguno de sus respectivos alfabetos.
Esta omision es verdaderamente sensible: ninguno casi de aquellos
autores se ocupó de producir en sus obras los caracteres de la
escritura de las lenguas que nos dan à conocer y cuyas gramáticas se
esforzaron de constituir. Esta falta es sobre todo sensible en el P.
Totanes que escribió[3]: «No se trata de los caracteres de la lengua,
porque es ya raro el indio que los sabe leer, y rarísimo el que los
sabe escribir[4]».

El P. San Agustin hizo una gramática tagala que podemos oponer como
una excepcion. Dice en la página 168:[5] «Por último pondré el modo
que tenian de escribir antiguamente y al presente lo usan en el
Comintan, y otros pueblos. Los caractéres son aprendidos de Malayos, y
son diez y siete: las tres vocales que equivalen à las cinco
nuestras.»

Para comprender bien esto, es menester saber que la primera edicion de
esta obra vio la luz en 1705, época en que podia decirse «al presente
lo usan en el Comintan, etc., etc.» Mas adelante veremos lo que vale
la opinion que emite el autor sobre el origen Malayo del alfabeto que
nos dá en su obra y que reproducimos bajo el numero 2.

En la primera edicion de la Gramática del P. San Joseph, la primera
que se imprimia sobre el Tagalog[6], aparecieron muchas palabras
escritas con sus caractéres própios; pero en las siguientes ediciones
de esta importante obra (1752-y 1838), se han suprimido estas
palabras, sin duda por la misma razon que evocó el P. Totanes para no
darnos muestra de la escritura.

El autor mas antiguo, el primero que hizo imprimir en Europa las
letras del alfabeto Tagalog, fué el Jesuita P. Chirino[7]. Thévenot en
sus viages, copió sin duda el alfabeto de este misionero, porqué es
muy parecido á él el que nos dá en su _Relation des Iles Philippines_,
por un Religioso. Thévenot no cita el nombre de su Religioso, pero
tenemos lugar de sospechar que sea Chirino. No creemos que, ántes de
este último, haya ninguno publicado, ni en Europa ni en Filipinas, las
letras própias de la Isla de Manila, como él las llama: su obra es hoy
rarísima.

Stanley, en su traduccion de la obra de Morga[8], publica este
alfabeto que, dice lo tomo de la obra citada de Thévenot, y que es el
mismo, como ya dijimos, que publicó M. Jacquet.

Otra obra que publica estos caracteres es la de D. Sinibaldo de
Mas[9], en la que encontramos cinco alfabetos: dos Tagalos, uno de los
cuales (el nº 3) era usado en las provincias de Bulacan y de Tondo, y
el otro (el nº 4), en la de Batangas llamada antiguamente el Comintan;
uno Ilocano (nº 5) otro Pangasinan (nº 9) y finalmente, uno Pampango
(nº 10).

M. Mallat[10], dà tambien un alfabeto Tagalog copiado segun parece del
P. San Agustin, y otro Visaya que tiene el mismo tipo que los
caracteres que, como veremos luego, publicó el P. Mentrida[11].

Ultimamente, ha aparecido una importante obra del Abate Favre[12] en
la que hay muchas palabras Tagalas y Visayas impresas con sus
caracteres própios, sirviéndose el autor de los alfabetos de San
Agustin y Mentrida, segun parece.

Respecto al Visaya, hemos podido reunir dos alfabetos. M. Jacquet no
pudo tener conocimiento de ellos, pero suponia sinembargo su
existencia y dice: «Quant aux Bissays, je pense qu'ils posssèdent un
alphabet et une ortographe», fundándose, para decir esto, en que uno
de los historiadores de Filipinas refiere que el P. Oriol, redactó un
vocabulario de la lengua Visaya y lo escribió _todo de su letra_.
Desdichadamente no conocemos tan precioso documento.

El Jesuita P. Ezguerra produce en su gramática[13] un alfabeto Visaya,
que reproducimos en la plancha con el numero 7, y dice en la primera
página de su obra: «Solían antes de agora (y aun muchos oy dia)
escribir de abajo hazia arriba, poniendo el primer renglon hazia la
mano izquierda. Las letras son diez y siete, de las quales las tres
vocales; las demas son consonantes.»

En su arte de la lengua Visaya[14], puso tambien el P. Mentrida antes
citado un alfabeto Visaya, pero no sabe el lector como considerarlo
cuando lée en la página 44 de dicha obra lo que sigue: «Advierto que
muchos Visayas tienen algunas Letras con diferentes figuras, que son
las que pongo aquí; y aun ellos mismos entre si no conforman en las
figuras de sus letras; y por esto y porqué es fuerza conformarnos con
los moldes, he puesto los caracteres segun los Tagalos» ¿Que pensar de
esto? ¿Que es al fin el alfabeto que nos dá el autor? Dice al
principio que pone letras Visayas; luego, que por tener que
conformarse con los moldes, ha puesto las Tagalas! La razon que le
decide á poner los caracteres segun estos últimos es muy singular:
dichosamente no se tropezó con moldes chinos ó hebreos!

Consideramos sinembargo Visayas, las letras dadas por el P. Mentrida;
porqué, si bien dice claramente que las ha puesto segun los moldes
Tagalos, tienen tambien mucha semejanza con las del P. Ezguerra. Hay,
pues, lugar de explicar la contradicion de Mentrida, si se piensa que,
al ir à imprimir su obra, se pudo encontrar quien trazara los
verdaderos caracteres Visayas, y que no se acordaron de modificar el
fragmento de texto que hemos copiado. Tambien es posible, que esta
modificacion à medias, se hiciera solo en le edicion de 1818, que es
la que conocemos. Lo cierto es que este autor no debia conocer el tal
alfabeto Visaya, porque, de saberlo, lo hubiera trazado él mismo sin
tener que recurrir à los Tagalos.

Gracias á los documentos que hemos citado, podemos presentar nueve
alfabetos: cuatro Tagalos, uno Ilocano, dos Visayas, uno Pangasinan y
uno Pampango. Los dos últimos de la plancha marcados con los nos[*] 11
y 12, los hemos tomado de la interesante publicacion de K. F.
Holle[15], que tuvo comunicacion de ellos por Riedel que, al dárselos
à conocer, no le indicó á cual de las lenguas Filipinas pertenecia. De
estos dos alfabetos nos abstendremos de hacer ninguna reflexion: solo
diremos que son caracteres del mismo tipo que los Tagalos nº 1, 2, 3,
4, con la diferencia de estar verticales.

Al momento se vé que la diferencia que hay entre estos alfabetos no es
fundamental: se puede decir que son uno mismo, consistiendo sus
diferencias en la manera de trazarlos, como sucede con la escritura
inglesa, francesa ó española. No nos cabe duda que Thévenot publicó el
alfabeto de Chirino, y al comparar ambos hemos notado que, en la obra
del primero, aparecen las letras con una forma algo caprichosa, sobre
todo las consonantes _g t_ y la vocal _a_. Estas letras, tales cuales
las pone Chirino, no se diferencian mucho de las de los otros
alfabetos, si se exceptua la _g_. La falta de la consonante _ñg_, no
constituye una diferencia y su omision se debe á un olvido sin duda
alguna.

Los alfabetos Ilocanos de Mas y Jacquet no difieren en nada y ambos
carecen de las letras _w_ y _h_, no por un olvido como supuso Jacquet,
sino porqué en Ilocano no se conocen los sonidos que representan. Este
autor, que no conocía el ilocano, supuso que existían en esta lengua
_w_ y la _h_.

El P. Ezguerra en su obra nos dá dos de cada una de las siguientes
letras: _a, e, d_; como se verá en la plancha que damos.

El Pangasinan tiene las letras _a, t, h_ diferentes de lo que
llamaremos el tipo Tagalog. La forma de la _h_ es, sinembargo, la mas
constante en estos alfabetos. Le falta la consonante _ñg_, y aqui no
puedo afirmar, si existe ó no en Pangasinan, aunque me inclino á creer
que si.

En el Pampango, faltan las letras _y, w, h_. Esta última no existe en
esta lengua que, como la Malaya, carece de letras aspiradas; pero _y,
w,_ han sido olvidadas, porqué sus sonidos correspondientes existen
en Pampango, segun me han afirmado personas que conocen esta lengua.

En resumen: el alfabeto (ó alfabetos, si se quiere), adoptado por los
Filipinos, era silábico y compuesto de tres vocales y de once (?) á
catorce consonantes. Una vocal representaba nuestra _a_: otra la _e_ y
la _i_, sonidos que confunden los Filipinos; y otra las dos vocales
_o_, _u_, cuya pronunciacion tambien confunden. El mayor ó menor
número de consonantes dependia, como es facil comprender, de las
exigencias fonéticas de cada lengua[16].

¿Cual era el órden de estos caracteres en el alfabeto? Es muy probable
que fuera el mismo que el de otros alfabetos semejantes y es indudable
que el órden en que los ponen los autores que citamos, y que es el de
las letras en el alfabeto español, no era el suyo própio.

Fundado en la semejanza entre las letras Tagalas y las de los Búguis,
dice M. Jacquet que su ordenacion seria esta:

ka, ga, ñga,
pa, ba, ma,
ta, da, na,
la, wa, sa, ha, ya.

Y, después, por la semejanza del alfabeto Ugui con el Sanscrito ó
Devanagari, añade el mismo autor que no tendria nada de estraño que su
órden fuera asi:

ka,      ga,      ñga,

ta,      da,      na,

pa,      ba,      ma,

ya,      la,      wa,     ha,     sa.

Puede ser, dice tambien, que primitivamente fuera este el órden de los
alfabetos de estas lenguas[17].

Bien se vé que estas no son mas que conjeturas y en este sentido nos
inclinamos por creer esto último.

Respecto à la semejanza de estos alfabetos con otros de la Oceania y
del Asia, la opinion de los Autores nombrados es tan variada como
errónea.

Ya vimos el P. San Agustin afirmar que era aprendido de Malayos: si
por Malayos quiso decir el pueblo que habita Malaka, Singapura,
Sumatra y gran parte de Java principalmente, y que habla la _lengua
Malaya_[18], se equivocó; porqué esta lengua, se escribe con los
caracteres Arabes y estos, excusado nos parece decirlo, no tienen nada
de comun con los Tagalos. Es indudable que el Malayo, en una epoca
remota, tenia un alfabeto própio que abandonó para adoptar el árabe
que hoy usa; pero como quiera que aun no sabemos cual fuera aquel
alfabeto, ni creemos que en la época del P. San Agustin se supiera
respecto este particular mas que hoy dia, suponemos que no comparó el
alfabeto Tagalog con el antiguo de los Malayos. Es muy probable que
lo comparara con el Ugui ó con el de los Battas que tienen, como ya
dijimos, semejanza con él, y que no sabiendo el nombre exacto de
aquellos pueblos, los llamó con mucha razon Malayos, palabra tan vaga
como la de «Moros» con que se llama por muchos á todos los pueblos que
profesan el Islamismo. Esta es una suposicion de Leyden; pero quizás
no sea la mas próxima á la verdad. Creemos mas bien que el P. San
Agustin on conoció ningun alfabeto Ugui, Batta ó Arabe-Malayo: sabia
que el Malayo se escribia con unos caracteres distintos à los latinos
y que, como lengua, se asemejaba al Tagalog, y partiendo de esto, fué
á afirmar la similitud tambien en la escritura.

Es una buena suerte que poseamos hoy los caracteres que nos ocupan: si
se hubiesen perdido, esta opinion del P. San Agustin seria muy
aceptable y se hubiera creido en la estension por todo el Archipiélago
de la escritura arabe. Para confirmar este error, está por otro lado
la obra del P. Colin que afirma que, _era tomado de moros y malayos y
deducido de los arabes_, lo cual prueba que no conocia el alfabeto
árabe ó el Tagalog.

El P. Chirino decia que era alfabeto _própio de la isla de Manila_. No
queremos ir citando una à una las comparaciones pueriles que sin
ninguna critica se han hecho con los sistemas de escritura de los
hebreos y sobre todo el Chino!

La semejanza con el Ugui y el Batta no es tan grande como se puede
suponer al leer Jacquet.

Hay algunos caracteres cuyas formas constantes las hallamos en muchos
alfabetos de la India y la Oceania.

La forma de _Ta_ es debida à la trasformacion inmediata del _ta_ del
alfabeto de los edictos de Açoka[19].

La consonante _Ga_, recuerda perfectamente la _ga_ Gudjarati; pero
_ga_ Pampango es _ga_ Açoka, redondeado lo mismo que en Kawi.

_Na_, se asemeja á la forma del Macasar y del Ugui.

_Pa_, proviene sin duda de la misma letra del alfabeto usado por
Açoka. La pequeña raya horizontal se añadió probablemente á la rama
derecha para distinguir esta letra de la _ha_: la diferencia que se
nota en las consonantes _pa_ de los alfabetos Filipinos consiste tan
solo en la mayor ó menor abertura que se dá á esta letra.

La _Ba_ de los caracteres de Açoka, parece un cuadrado: si se
redondean sus ángulos, se obtiene un caracter de forma circular, que
es precisamente la _ba_ del Pampango y del Visaya. Esta primera
trasformacion hace comprender como en el Tagalog, este circulo con una
hendidura en la parte inferior, deriva tambien de la forma de la
letra de Açoka. Esta hendidura apareció por escribir deprisa y
comenzar á trazar la letra por sa parte inferior y mediana. Del mismo
modo las _os_ de nuestra escritura latina presantan en su parte
superior una pequeña hendidura que resulta, al escribir deprisa, de la
union de las extremidades de la linea que la forma.

La letra _Ma_ recuerda tambien algo de la _ma_ de Açoka: su parecido
es mayor con la misma letra del alfabeto Lampong (Sumatra).

_Ya_, tiene una forma que se separa por completo de la _ya_ de Açoka,
pero se acerca mucho al tipo del Mandeling, Angola, Toba y Daeri.

El parecido de la _La_, no lo hemos podido hallar.

En los alfabetos Tegula (Madras), Telinga y Tamil, la _Wa_ tiene una
forma que permite suponer un origen comun con la _wa_ filipina.

Tambien la forma de la _Sa_ de Açoka tiene un aspecto que tiene algo
de comun con la _sa_ de los alfabetos Filipinos.

La forme de la _Ha_ es muy general en los alfabetos indios y se
encuentra principalmente en el Pegu, Djogja, Kawi, Lampong, Pasemah,
Redjang y Mandeling.

Los alfabetos Filipinos tienen con los caracteres de las inscripciones
de Açoka una semejanza mas grande que con ningun otro alfabeto de la
India ó la Oceania. Creemos que provienen directamente de él y que han
conservado muy fielmente su forma primitiva. El origen indio de estos
alfabetos no se puede poner en duda.

En cuanto à la direccion de la escritura, de Mas en su obra ya citada,
dice: «El P. Juan Francisco de San Antonio dice que escribian como los
Chinos, de arriba abajo, y este error fué copiado por el P. Martinez
Zúñiga, M. Le Gentil y otros que han hablado acerca de Filipinas»
(pag. 26; tomo II.)

El P. Juan Francisco de San Antonio, dice en efecto en su crónica[20]
tomo I; pag. 144, que: «Su modo de escribir propio era, formando de
alto abajo las líneas empezándolas en la mano izquierda, y
prosiguiendolas hasta la derecha». M. Le Gentil repite esto mismo,
pero se equivocó de Mas al atribuir la misma opinion à Martinez de
Zúñiga, porqué este historiador, afirma que escribian de _derecha à
izquierda_ como los Arabes.

Si consultamos autores mas antiguos como Colin,[21], nos encontramos
con una tercera manera de escribir atribuida à los Filipinos, (los
Tagalos al menos): «de abaxo para arriba y poniendo el primer renglon
à la mano izquierda continuar con los demas à la derecha.» (pag. 54.)

El religioso que proporcionó à Thévenot el alfabeto que digimos, nos
dice de los Tagalos: «ils écrivaient de haut en bas;» y luego añade,
que después aprendieron de los españoles á escribir de izquierda à
derecha en líneas horizontales. Esta opinion fué aceptada por Mas y
tambien la repitió Stanley en su citada traduccion de Morga.

Diremos dos palabras respecto al P. Colin y al religioso de Thévenot.
La obra del primero fuè «_sacada de los manuscritos del P. Pedro
Chirino_,» segun consta en la portada, y ya sabemos quien fué el
religioso de Thévenot. Parece, pues, natural que la opinion de estos
tres esté acorde, pero no sucede asi. He aqui lo que dice Chirino (p.
41): «An tomado de nosotros, escrevir atravessando las lineas o
renglones de la mano izquierda à la derecha. Que antes no usavan, sino
escrevir de alto a baxo: i poniendo el primer renglon à la mano
izquierda (_si no me acuerdo mal_) continuar con los demas à la
derecha, etc., etc.» Colin dijo todo lo contrario, y Thévenot no
tradujo el entre paréntesis, «_si no me acuerdo mal_» que tiene su
importancia.

Ya hemos copiado ántes lo que dijo el P. Ezguerra del Visaya que se
escribia de «abajo hazia arriba.» Es indudable, que todas las lenguas
que usaban de estos alfabetos en Filipinas, tenian una misma manera de
escribirlos, es decir, que seria idéntico su modo de dirigir las
líneas, de modo que, lo que se diga de una de ellas, será aplicable á
las otras.

Las diversas opiniones de los autores que acabamos de citar nos dejan
en una confusion y una incertidumbre, que llegan à su colmo, cuando se
piensa que cada uno de ellos habló con el mismo tono de autoridad que
los otros y que tan dignos de crédito son todos. Ademas, hablan de una
cosa, que en su tiempo, debian de tener à la vista. Sinembargo, parece
ser que todos hablaron de oidas.

Lo único que pudiera resolver la cuestion seria un manuscrito, y el
señor de Mas, que lo dá en su obra, se apoya en él para decir que
escribian de izquierda à derecha. Este documento es un acta de una
secion de tierras escrito en Bulacan en 1652 sobre papel de arroz,
segun de Mas.

En vista de este manuscrito no es posible negar que, _en una época_,
el Tagalog se escribió de izquierda à derecha. Esto es indudable; pero
en vista de que algunos suponen que esta direccion fué aprendida de
los españoles, se nos ocurren algunas dudas. ¿Escribieron siempre asi
los Filipinos? ¿Es cierto que lo aprendieron de los recien llegados?
En este caso, ¿como escribian antes?

El P. Martinez Zúñiga se imaginaba que los Tagalos usaban el mismo
alfabeto que los Malayos, y como habria oido decir que estos escribian
de derecha à izquierda, dedujo que lo mismo seria en el Tagalog.

El P. San Agustin y el P. Colin escribieron de oidas; porqué, sino, no
es posible que digeran lo que dicen. Chirino mismo no se atreve à
afirmar de una manera absoluta y dice; «_Si no me acuerdo mal._»

Casi todos, Chirino y Colin principalmente, pretenden que aprendieron
de los españoles la direccion de izquierda á derecha, y parece asi que
no fué este su modo propio.

Es sensible que el P. San Agustin, que fué un buen escritor y cuya
gramática es tan justamente apreciada, no nos diga nada sobre este
punto oscuro. En algunas palabras que publicó como ejemplo para la
lectura, procedio de izquierda á derecha; pero esto no prueba que
escribieran siempre asi.

En vista de las citas anteriores parece indudable que la escritura de
los Filipinos presenta tres épocas, à saber:

1ª Las lenguas Filipinas se escribian con caracteres própios siguiendo
una direccion própia tambien.

2ª Estas lenguas, sin abandonar sus caracteres, abandonan la direccion
própia por adoptar una que aprendieron de los españoles.

3ª Los caracteres son á su vez abandonados y se adopta el alfabeto de
las lénguas latinas.

Esto, que á primera vista parece muy lógico y muy cierto, no es
sinembargo la verdad. No deben admitirse mas que la primera y la
tercera época, porqué la segunda no ha sido mas que imaginaria. No se
puede comprender para que se introdujo ese pretendido cambio en la
direccion de la escritura, porqué no solo no proporcionaba ninguna
ventaja, sino que debia necesariamente entorpecerlo todo. No es
probable que los Filipinos, que habitaban diferentes provincias, y
hablaban distintos dialectos, hicieran todos semejante modificacion
solo por imitar los españoles y que este deseo de imitar se limitara
en todos ellos á la direccion solamente y no á la forma misma de las
letras, en una palabra, á la escritura de las lenguas novolatinas.

Suponemos que los autores que citamos, no pudiéndose conformar en
ver, que una lengua que empleaba caracteres tan diferentes de los
españoles los escribiera siguiendo la misma direccion, creyeron sin
mas crítica, que esta direccion no podia ser sino aprendida de nuestra
escritura. Partiendo de esta suposicion, aseguró cada cual lo que le
parecia mas lógico. De aqui las diferencias de opiniones: y estas
suposiciones, las fundaban en semejanzas ilusorias que encontraban en
la forma de los caracteres Filipinos con otros del Asia como ya
dijimos. El que supuso semejanza con el Arabe, los hizo marchar de
derecha á izquierda: el que recordó al verlos los caracteres chinos,
aseguró que, primitivamente, se escribieron de arriba abajo, y asi de
los demás.

Lo cierto es, que los Filipinos abandonaron muy pronto sus caracteres
por adoptar el alfabeto latino cuya superioridad reconocieron
facilmente. A fines del siglo XVII, ya se habia olvidado su escritura,
comprensible solo por algun hombre instruido.

Las lenguas cuyos alfabetos se asemejan à los Filipinos se escriben
horizontalmente, de izquierda à derecha[22], direccion comun a la
escritura de todos los alfabetos de origen indio, y Mr. Jacquet dice,
que es probable que fuera la primitiva y única de los Filipinos. Al
citar la opinion del P. Colin dice el sábio orientalista: «¿que
autoridad filológica se puede dar á este historiador que anuncia una
exacta semejanza entre los caracteres chinos y las letras hebreas?»

Se nos puede presentar un argumento que pueda parecer de bastante
fuerza para probar que, al menos el visaya, se escribia de abajo para
arriba; seria que el P. Ezguerra, dijo: «Solian antes de agora (y aun
muchos oy dia) escribir de abaxo para arriba, etc., etc.» Esto de «_y
aun muchos oy dia_» da gran valor á lo que afirma el Jesuita, porqué
parece que vió algun visaya escribir asi en la epoca en que hizo su
gramática.

El sábio orientalista Leyden, que tan brillantes estudios ha hecho de
las lenguas de la Oceania, dijo tambien, hablando del Batta, que
escribian de abajo para arriba; y luego, por la semejanza de esta
escritura con la de los Tagalos, dedujo tambien esta direccion para
esta última lengua[23]. Pero Marsden, que pasó gran parte de sa vida
en Sumatra y cuya autoridad es indiscutible, corrigió Leyden y probó
con documentos en la mano, el motivo de su error. Los Batta, habian
escrito siempre de izquierda á derecha, en lineas horizontales; pero
en algunas circunstancias, principiaban en la parte inferior y
continuaban luego _sobreponiendo_ sus lineas, es decir, colocándolas
de abajo para arriba, unas sobre otras, en lugar de hacerlo de arriba
para abajo y una debajo de la otra, como lo hacemos nosotros[24]. Esto
puede servir de correccion y de explicacion á lo dicho por el P.
Ezguerra.

Las vocales, que como dijimos eran solo tres y representaban las cinco
del alfabeto español, debian escribirse solas ó en principio de
diccion; porqué cada consonante se pronunciaba con una vocal, que era
invariablemente «_a_», cuando no se modificaba por un punto que ponian
encima ó debajo de ella. Este punto que se llamaba _Corlit_[25],
cambiaba en «_o_, _u_,» la «_a_» de la consonante cuando se ponia
debajo, y en «_e_, _i_» cuando se le colocaba encima de ella. Es muy
probable que muchas veces, por un olvido ó voluntariamente, omitieran
la colocacion de los _corlit_, como omiten los Arabes y los Malayos
las mociones ó signos necesarios para precisar la pronunciacion de una
palabra.

Esta escritura tenia que presentar dificultades muy grandes, no para
el que escribia, sino para el que leia. La dificultad era mucho mayor
que la que á primera vista parece, porqué no escribian las consonantes
quiescentes. Mr. Jacquet se queja de que, Leyden, al decir que el
Tagalog era mas dificil de leer que de escribir, no señalara el
porqué. La omision de dichas consonantes quiescentes debia, en efecto,
ser señalada, para explicar la dificultad que decia Leyden; porque la
omision de las vocales y de los _corlit_, no originaba, à la verdad,
ninguna dificultad grave. El P. San Agustin, aunque sin explicar la
ausencia de las quiescentes, la hizo notoria con los ejemplos que
puso: Dice en efecto este autor, que con tanto placer citamos siempre:
«Es escritura tan facil de escribir como dificil de leer, porque estas
dos letras [Baybayin] (pone caracteres Tagalos) se pueden leer de ocho
modos, que son _lili_, _lilin_, _lilip_, _lilis_, _lilim_, _liclic_,
_liglig_, y con todo esto se entienden. Item, _b t_ se puede leer:
_bata_, _batang_, _batar_, _banta_, _bantay_.»

Nos parece que no podrian leer de corrido y de primera intencion un
manuscrito, sino que recurriendo al procedimiento empleado por los
Battas, segun refiere de Backer,[26] leerian con un acento monótono, y
alargando la voz, hasta dar con el sonido verdadero que, segun el
sentido anterior de la frase, debia corresponder á la palabra en
lectura.

Sabidas estas condiciones de la escritura própia de los Filipinos,
fácil es comprender la rapidez con que la abandonaron por adoptar la
que traian los españoles; pero tambien es mas fácil comprender lo
inutil que les hubiera sido el solo cambio de la direccion, como vimos
antes, porqué la dificultad de la lectura no se vencia, y el solo
placer de imitar, les proporcionaba la inmensa desventaja de tener que
aprender, sin provecho, una cosa nueva.

Como efecto mismo de la insuficiencia de este sistema de escritura
para fijar con exactitud el sonido de cada palabra, pretende Mr.
Jacquet con mucha razon, que las lenguas filipinas han sufrido alguna
alteracion. La escritura es, en efecto, la que fija la lengua, pero
cuando la palabra escrita puede leerse siquiera sea de dos maneras,
sin que la fuerza de las letras sea suficiente para fijar una
pronunciacion exacta y que no deje duda, entonces, tal escritura no
puede ya pretender fijar una lengua que, como consecuencia de esto,
tiene á la larga que modificarse.

Dos rayas paralelas y verticales era, segun el P. San Agustin, lo que
servia para separar cada palabra; pero suponemos que mas bien las
empleaban para separar frases enteras, como ocurre algunas veces, muy
raras, en la escritura árabe-malaya. El nombre tagalog de dichas rayas
paralelas, no lo podemos señalar; quizás mas adelante tropecemos con
él.

Los vocabularios tagalos llaman _Baybayin_ el alfabeto: apropósito de
este nombre, dice Mr. Jaquet que, como es fácil apercibirse, es de
nueva formacion, y que ha sido imaginado por los españoles cuando se
ocuparon de dar formas regulares á la gramática y la lexicografia del
Tagalog; la palabra _Baybayin_ estaria, según él, compuesta de _bay_,
que seria el vocablo de la letra _B_, y de _in_ que es una formativa
final.

A primera vista parece muy exacta la opinion de Mr. Jacquet; pero nada
hay mas erróneo que suponer la palabra _Baybayin_ de origen español.
Causa de su error fue la analogia que hay entre la letra «_B._» y
aquel vocablo, pero nada hay mas engañoso que las analogias de sonido.
_Baybayin_ no tiene la formacion, ni el origen supuesto por aquel
distinguido orientalista, ni nada que ver con la letra _B_. Su
significacion es: _seguimiento, cosas que se continuan unas tras
otras, cosas puestas como en fila, en linea, que se suceden._ _In_, es
una formativa final, una particula sufija, que sustantiva el radical
_baybay_ y cualquier otro á que se una, dándole la significacion de
_cosa provista de ..._ Asi, _baybay_, cuya significacion es vaga,
porque lo mismo puede ser verbo, que sustantivo ó adjetivo, se
sustantiva por la particula _in_; viene á significar _sucesion de
cosas como en fila_, y dándole una significacion mas especial se le
aplicó al alfabeto, sin duda porqué sus letras se siguen á
continuacion una de otra, siempre en el mismo órden, formando como una
fila, una alineacion.[27]

Las letras, cuyo nombre en Tagalog fué _Titic_,[28] se nombraban
repitiéndolas, y decían: _kaka_, _gaga_, _nganga_, etc., etc. Asi las
llamaban al deletrear ó recitarlas una tras otra al decir el alfabeto;
pero cuando se trataba de nombrar una sola, no solamente la
duplicaban, sino que la hacian seguir del pronombre demostrativo
_yaon_, (este, ese,) como nosotros en español las hacemos preceder del
artículo. Entonces, decian _tatayaon_, _dadayaon_, y asi de los demas.
El P. San Buenaventura, dá de esto una explicacion suficiente en su
diccionario.[29] Las vocales estaban sugetas á la misma regla.

Si los indigenas de Filipinas han olvidado por completo los caracteres
con que sus antepasados escribieron sobre las hojas de las plátanos y
de las palmas sus poesias y sus _golos_, y quizás sus crónicas y
tradiciones; si estos caracteres no les dicen hoy ya nada, y hasta
ignoran que hayan existido, conservan sinembargo, algo relacionado con
sus alfabetos y su escritura. Este algo es la manera monótona que
tienen de leer, como cantando, cual si estubieran inseguros de su
lectura y con una voz gangosa, manera de leer que han heredado de sus
abuelos, y que aquellos empleaban, como ya dijimos, hasta tropezar con
la significacion verdadera de la palabra, porqué su lectura «era mas
bien adivinar», como dice el P. San Agustin.



NOTAS A PIE DE PÁHINA:

[1] M. de Sainte-Croix regaló á la Biblioteca Real, hoy nacional de
Paris, un ejemplar de la reimpresion del «Arte de la lengua
ilocana--Manila, 1617.» Dice M. Jacquet que este ejemplar lleva al
principio una hoja manuscrita al parecer por el mismo donante, y que
representa el Alfabeto ilocano que damos con el n^o 6.

[2] Relations de divers voyages curieux.--Paris, 1696.

[3] Arte de la lengua Tagala.--Sampaloc, 1745.

[4] Nos parece que el P. Totanes quiso decir: «raro el que los sabe
escribir y rarísimo el que _los sabe leer_» porque, como veremos mas
adelante, era mas facil la escritura que la lectura con estos
caracteres.

[5] Compendio de la arte de la lengua Tagala.--Manila, 1787.

[6] Arte y reglas de la lengua Tagala.--Bataan, 1610.

[7] Relacion de las islas Philipinas y de lo que en ellas an trabaiado
los Padres de la Compañia de Jesus.--Roma, MDCIV.

[8] The Philippine Islands.--London, MDCCCLXVIII.

[9] Imforme sobre las islas Filipinas.--Madrid, 1843.

[10] Les Iles Philippines.--Paris, 1846.

[11] El P. Martinez Vigil publicó tambien en la Revista de Filipinas
un Estudio sobre los Alfabetos que nos ocupan. No he tenido ocasion de
leer esta memoria cuya existencia me fué señalada por su mismo
ilustrado autor.

[12] Dictionnaire Malais-Français.--Vienne, MDCCCLXXV.

[13] Arte de la lengua Bisaya.--Manila, 1747.

[14] Arte de la lengua Bisaya, Iliguaina de la isla de Panay.--Manila,
1818.

[15] Tabel van oud-en nieuw-indische alphabetten.--s'Hage & Batavia,
1882.

[16] Apesar del gran número de autores que tratan de los alfabetos
filipinos, hay muchas personas de las que se ocupan del estudio de
aquel archipiélago, que ignoran que los Tagalos tubieron una escritura
própia!

[17] Para comprender esto, es menester tener presente algunas nociones
del alfabeto sanscrito, que vamos rapidamente à esponer. En
Devanagari, las vocales estan separadas de las consonantes, y van las
primeras en el alfabeto. Despues, vienen las consonantes y forman dos
grupos principales, à saber: _las clasificadas, las no clasificadas_.
Las primeras se subdividen en cinco grupos; cada grupo se llama
_warga_ y, finalmente, cada _warga_ contiene cinco consonantes. Asi,
pues, las letras clasificadas, dispuestas en cinco wargas que
contienen cada una cinco letras, son veinticinco. Vamos á presentar
tres wargas:

1ª ka warga [ka] ka, kha, ga, gha, ñga.

4ª ta warga [ta] ta, tha, da, dha, na.

5ª pa warga [pa] pa, pha, ba, bha, ma.

Cada warga se llama segun la primera letra de la série. No
trascribimos la 2ª y 3ª (cha [ca] y ta warga [ta]) porqué sus letras
representan sonidos que no existen en las lenguas de cuyos alfabetos
nos ocupamos. En las tres séries señaladas se vé, que la tercera letra
es la suave de la primera, y que la quinta representa el sonido nasal
correspondiente. Se vé que tres letras de cada warga que
representamos, representan sonidos própios à las lenguas Filipinas.

Las consonantes no clasificadas, se subdividen en semi-vocales, como
_«y, l, w,»_ silvantes, como _«s,»_ y aspirada, _«h.»_

Conocido esto, fácil es comprender como fundados en la semejanza del
alfabeto Ugui con el Tagalog y de la ordenacion del Ugui con el
Devanagari, se crea que el órden de las letras de los alfabetos
Filipinas fuera este:

 a,    e, i,   o, u
 ka     ga     ñga
 ta     da     na
 pa     ba     ma
_ya     la     wa    sa   ha_.

[18] Se dice lengua Malaya y lenguas Malayas, habiendo entre estas
expresiones la misma diferencia que entre lengua latina y lenguas
atinas.

[19] El mas antiguo alfabeto indio empleado 500 años antes de
Jesucristo en los edictos del Rey Açoka (Holle). Esta fecha de 500
años dada por Holle no nos parece exacta: el rey Açoka, à Dharmâçoka,
«Protector de la fé» (de Buddah) llamado tambien Piyadasi, subió al
trono 325 años antes de Jesucristo, segun dice el Mahâvamça, obra
escrita en verso Pali por Mahâmâna por el año 460 de Jesucristo.

[20] Crónica de la Provincia de San Agustin.--Sampaloc, 1737-44

[21] Labor evangelica.--Madrid, 1663.

[22] I have among my papers three distinct speciments of the Batta
alphabet, written by different natives at different periods, and all
of them are horizontal-Marsden, History of Sumatra.--London, 1811.

[23] From the circumstance of their written with an iron style on
bamboos and from the resemblance of the letters to the Batta
characters, _I should rather imagine_ that the ancient Tagala mode of
writting was from the botton to top.

[24] + Marks the commencement of the writting, which proceeds
horizontally, from the left hand to the right, the series of lines
descending, most usually from the top of the page; but not
unfrequently the bottom line is the first written, and the others in
succession towards the top. This practice (common to other tribes)
appears to have given rise to the idea that the Battas are accustomed
to writte perpendicularly «from the bottom to the top of the line.»

[25] «Llamaban _corlit_ á unas virgulillas que usaban en su
escritura.» Sanlucar, Vocabulario de la lengua Tagala.--Valladolid,
1832.

[26] L'Achipel Indien.--Paris, 1874.

[27] _Baybayin_ es una palabra que ya no està hoy en uso, porqué
significa una cosa que ya no existe, cual es el _Alfabeto propio
Tagalog_. En muchas lenguas se nombra el alfabeto segun sus tres ó
cuatro primeras letras; asi decimos _Abecedario_, ó _Alfabeto_ del
griego ([alpha beta]). Los Arabes lo llaman Alif-b[.a]-ta ([Arabian:
a,b,t]). Los Javaneses llaman el alfabeto _Charakan_, que quiere decir
«mensaje» y los Tagalog _Baybayin_, «alineacion, fila.»

[28] Hoy dia se llama _sulat_, un escrito y una letra. El P. San Lucar
dice que _titic_ significa _letra, escritura_. Nos parece que _sulat_
no significo primitivamente mas que _escritura, cosa escrita_, y que
hoy, por estension, quiere tambien decir _letra_. _Titik_ en cambio,
me parece que significó solo _letra_ con exclusion de _escritura_ y
que esta significacion última, dada por San Lucar, no es exacta.
_Titic_ no significa hoy dia _letra_ para la mayor parte, ó por decir
mejor, para ningun tagalog, por la facil razon que significaba
precisamente la _letra propia de ellos_: hoy, como dichas letras ó
caracteres han desaparecido, el vocablo _titic_ ha tenido forzosamente
que desaparecer, siguiendo la misma suerte de la _cosa significada_.
_Sulat_ que significaba _escritura_ continúa, porqué no tenia un
sentido tan estricto como _titic_.





*** End of this Doctrine Publishing Corporation Digital Book "Contribucion Para El Estudio de los Antiguos Alfabetos Filipinos" ***

Doctrine Publishing Corporation provides digitized public domain materials.
Public domain books belong to the public and we are merely their custodians.
This effort is time consuming and expensive, so in order to keep providing
this resource, we have taken steps to prevent abuse by commercial parties,
including placing technical restrictions on automated querying.

We also ask that you:

+ Make non-commercial use of the files We designed Doctrine Publishing
Corporation's ISYS search for use by individuals, and we request that you
use these files for personal, non-commercial purposes.

+ Refrain from automated querying Do not send automated queries of any sort
to Doctrine Publishing's system: If you are conducting research on machine
translation, optical character recognition or other areas where access to a
large amount of text is helpful, please contact us. We encourage the use of
public domain materials for these purposes and may be able to help.

+ Keep it legal -  Whatever your use, remember that you are responsible for
ensuring that what you are doing is legal. Do not assume that just because
we believe a book is in the public domain for users in the United States,
that the work is also in the public domain for users in other countries.
Whether a book is still in copyright varies from country to country, and we
can't offer guidance on whether any specific use of any specific book is
allowed. Please do not assume that a book's appearance in Doctrine Publishing
ISYS search  means it can be used in any manner anywhere in the world.
Copyright infringement liability can be quite severe.

About ISYS® Search Software
Established in 1988, ISYS Search Software is a global supplier of enterprise
search solutions for business and government.  The company's award-winning
software suite offers a broad range of search, navigation and discovery
solutions for desktop search, intranet search, SharePoint search and embedded
search applications.  ISYS has been deployed by thousands of organizations
operating in a variety of industries, including government, legal, law
enforcement, financial services, healthcare and recruitment.



Home